Uncategorized

Quizás no bastan unos minutos para conocer la historia del cannabis

Para quienes conocen el medio, nunca será suficiente el conocimiento que puedan tener a cerca de la milenaria planta, y es que con el paso de tiempo y de los avances tecnológicos todo a nuestro alrededor ha cambiado, facilitando de alguna manera nuestras expectativas y cumpliendo nuestros deseos. Cuando se trata de cultivo, en la actualidad encontramos en el mercado especializado semillas de marihuana feminizadas, con la que tenemos la posibilidad de desarrollar mejores cultivos y en un lapso menor.

En este sentido, la fundación Daya se ha dado a la tarea de diseñar un extraordinario video en donde Ana María Gazmuri se encarga de darnos un repaso a través de la historia del cannabis, en tan solo un minuto, en el le da respuesta a una pregunta que ha resultado clave, y es si el cannabis se trata de una planta medicinal. Entretanto es relevante conocer, que no se trata de una historia ni una controversia reciente pues el cannabis cuenta con una larga trayectoria en el desarrollo de la humanidad, es decir, más de cinco mil años.

La historia del Cannabis acompañando a la humanidad

Se conoce que los primeros escritos referentes a los distintos tipos de aplicación terapéuticas pueden ser encontrados en la antigua farmacopea china (2037 AC). Del mismo modo, se tiene constancia de otras regiones como lo son la India, el Tíbet, Persia, Azerbaiyán, Grecia, e incluso el mundo islámico pero en siglos más a anzados, es decir, a partir de la Edad Media.

La ciencia nos ha descrito a la planta como portadora de componentes químicos que colaboran con el tratamiento de distintas enfermedades y síntomas. Tema bien se ha podido demostrar que esta planta con todos sus componentes (cannabinoides, terpenoides, flavonoides, entre otros) cuenta con mayor eficacia en referencia al ámbito terapéutico que si se consideran sus componentes de forma aislada o sus análogos sintéticos. En este sentido, se puede afirmar sin alguna duda, que el cannabis es una planta medicinal, de modo que a partir de ella, la empresa farmacéutica puede dedicarse a la elaboración de fitofármacos con algunos de sus componentes o bien, todos ellos.

Si bien es conocido que los orígenes del cannabis se remontan a Asia central, también se encuentra evidencia de que fue usada en regiones europeas como Rumania, y ello a consecuencia de que el cannabis fue introducido al pueblo ario por los escitios y los tracios, cuyos chamanes se dedicaban a quemar flores de dicha planta con el fin de inducir los conocidos estados de trance. El cannabis cuenta con un antiguo historial cuando se trata de rituales religiosos alrededor de todo el mundo, aunque también se le conoce por sus aplicaciones recreativas.

De acuerdo a un estudio que fue publicado en la South African Journal of Science, en el se revela que “pipas desenterradas de la casa de Shakespeare en Stratford-upon-Avon contenían restos de cannabis”, más allá de las menciones como “conocida hierba” (noted weed) que se menciona en su Soneto nº 76, y el “viaje en mi cabeza” (journey in my head) del Soneto nº 27, todas ellos dan pie a tales tribulaciones.